El ITER comienza los vuelos con dron del proyecto PERSEO para monitorizar el ecosistema marino

Este vehículo experimental presenta particularidades desafiantes, como su capacidad de despegue vertical y su sistema de obtención de energía solar, lo que ha requerido una meticulosa preparación previa.

La iniciativa prevé el procesamiento de las imágenes multiespectrales obtenidas por el vehículo aéreo no tripulado

 El Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), entidad dependiente del Cabildo de Tenerife, ha iniciado la campaña de vuelos de prueba con dron del proyecto PERSEO cuyo objetivo es la monitorización del ecosistema marino a través del procesamiento de imágenes multiespectrales recopiladas por un vehículo aéreo no tripulado (UAV).

 

El consejero de Innovación, Investigación y Desarrollo, Juan José Martínez, señala que “el objetivo de estas pruebas de vuelo ha sido validar y mejorar el diseño, rendimiento y seguridad del dron en un entorno controlado y realista, es decir, asegurar que cumple con los estándares de calidad y funcionamiento requeridos antes de su implementación en aplicaciones prácticas”.

 

Este vehículo experimental presenta particularidades desafiantes, como su capacidad de despegue vertical y su sistema de obtención de energía solar, lo que ha requerido una meticulosa preparación previa. Desde el ensamblaje de componentes electrónicos hasta la configuración de sistemas de comunicación y el desarrollo de un sistema de energía, cada detalle ha sido cuidadosamente atendido. Además, se gestionó la autorización de operación en el aeródromo «El Vallito», espacio debidamente autorizado para operaciones con aeronaves experimentales.

 

Las pruebas llevadas a cabo el pasado mes en «El Vallito”, con condiciones meteorológicas estables y seguras para la ejecución de vuelos, han sido esenciales para validar el vehículo aéreo no tripulado (UAV) en múltiples configuraciones de vuelo. Se incluyeron pruebas de despegue y aterrizaje vertical para validar la estabilidad y los rotores verticales, la evaluación de la transición del modo VTOL (acrónimo del inglés Vertical Take-Off and Landing) o “despegue y aterrizaje vertical” a planeador, un análisis del rendimiento energético y maniobrabilidad en fase de crucero y finalmente una validación de la transición del planeador al modo vertical para el aterrizaje final.

 

Estas pruebas han sido fundamentales para identificar áreas de mejora, especialmente en cuanto al ángulo de giro reducido del vehículo. Conscientes de la importancia de garantizar la seguridad y evitar posibles situaciones de riesgo por obstáculos, se plantea la implementación de geofencing, tecnología que establece límites virtuales o “geovallas” en áreas geográficas del mundo real, dentro de los cuales los drones pueden operar.

 

Tras la ejecución de esta tarea se ha obtenido un avance significativo en la validación y mejora continua de este innovador vehículo aéreo no tripulado. Los próximos pasos se enfocarán en implementar soluciones para garantizar su óptimo desempeño en términos de energía, toma de imágenes y seguridad, quedando pendiente una segunda campaña de vuelos prueba una vez se haya completado la integración de células solares y sensores de imagen multiespectral.

 

El proyecto PERSEO (CPP2021-008527), coordinado por la Unidad de Robótica del ITER, tendrá una duración de 36 meses y está financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Agencia Estatal de Investigación (10.13039/501100011033) y por la Unión Europea en el marco de del Plan de Recuperación de la UE Next Generation EU y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España (PRTR). El consorcio científico del Proyecto PERSEO lo completa el Instituto Universitario de Microelectrónica Aplicada, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que desarrollará el sistema electrónico encargado de la captura y procesamiento de datos multiespectrales, la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN) y la empresa Elittoral, ambos organismos encargados de interpretar los datos obtenidos.