El PSOE apuesta por impulsar la producción de la cochinilla de Canarias y que se incluya como nuevo alimento por Europa

El consumo de insectos tiene un notable interés a nivel internacional por potenciar y valorizar su consumo, cuya comercialización y autorización está regulada desde 2018, cuando entró en vigor el Reglamento de Nuevos Alimentos. “Por lo tanto, para la inclusión en nuestra dieta de un alimento, es requisito indispensable que sea seguro”.

 

  • El Pleno de la Cámara regional aprueba una Proposición No de Ley (PNL) del Grupo Parlamentario Socialista para pedir al Gobierno de Canarias su colaboración con los productores y productoras de la cochinilla en las islas, y se consiga el apoyo del Gobierno de España para la declaración de la cochinilla como nuevo alimento por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria

 

  • La obtención de esta autorización supondría un impulso a este subsector tradicional para la diversificación de sus usos y la mejora de su capacidad de exportación, además de la implementación en la industria alimenticia canaria como un elemento diferencial de la misma

 

El Pleno de la Cámara regional ha aprobado este miércoles [28] una Proposición No de Ley (PNL) del Grupo Parlamentario Socialista dirigida a impulsar la producción de la cochinilla en Canarias, con el objetivo que se consiga su declaración como nuevo alimento por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, lo que supondría su diversificación y la mejora de su capacidad de implementación en la industria alimentaria canaria como elemento diferencial de la misma.

 

La iniciativa socialista, defendida por la diputada Nayra Alemán, insta al Gobierno de Canarias a colaborar con los productores de cochinilla de Canarias para recabar el apoyo del Gobierno de España y obtener la declaración de la cochinilla como nuevo alimento por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

 

Para el Grupo Socialista, se debe seguir potenciando este subsector tradicional, único en Europa, y para ello es fundamental la obtención de la autorización por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, porque supondría un impulso al mismo en la medida en que diversificaría sus usos y capacidad de exportación, además de la capacidad de implementación en la industria alimenticia canaria como un elemento diferencial de la misma.

 

Además, la propuesta recalca que la Asociación de Criadores y Exportadores de Cochinilla de Canarias promueve este subsector desde su fundación en 1998, y, en el marco de estas acciones, muchos productores están apostando por la elaboración de productos gastronómicos innovadores realizados con la grana cochinilla deshidratada.

 

En la iniciativa también se destaca la calidad diferenciada de la cochinilla en Canarias frente a la obtenida en otros territorios, que viene dada por porque se cultiva en único tipo de huésped, la tunera Opuntia Ficus Indica, y con un único tipo de insecto, la cochinilla Dactylopius Coccus. “Ambos están adaptados a las condiciones del Archipiélago, y los agricultores isleños siguen un proceso repleto de cuidado en el que se realiza un secado natural basado únicamente en la insolación solar, sin componentes químicos”.

 

En este sentido, apuntan que esta calidad diferenciada la llevó a obtener, en 2016, la Denominación de Origen Protegida (DOP) Cochinilla de Canarias por parte de la Unión Europea, y se encuentra muy avanzado el expediente para la consecución del sello ecológico, “lo que abrirá las puertas” a la percepción de ayudas del POSEI. 

 

Asimismo, en la actualidad existe un notable interés a nivel internacional por potenciar y valorizar el consumo de insectos, cuya comercialización y autorización está regulada desde 2018, cuando entró en vigor el Reglamento de Nuevos Alimentos. “Por lo tanto, para la inclusión en nuestra dieta de un alimento, es requisito indispensable que sea seguro”.