El Cabildo y DISA obtienen 43,1 millones de euros para realizar proyectos de geotermia en Tenerife

La geotermia se distingue de otras renovables fundamentalmente por la incertidumbre asociada a la identificación del recurso geotérmico en la fase inicial de los proyectos. Sin embargo, una vez se ha encontrado el recurso, verificado que la explotación de este es técnica y económicamente viable y se ponga en marcha una central geotermoeléctrica

RP Geotermia

La presidenta, Rosa Dávila, destaca la iniciativa pública-privada para avanzar en el desarrollo de las energías renovables en la Isla

El ITER y DISA iniciarán las exploraciones en superficie este año

 El Cabildo de Tenerife ha acogido hoy (martes 30) la presentación de la iniciativa pública-privada conformada por el Instituto Tecnológico de Energías Renovables, entidad dependiente de la Corporación insular, y el grupo DISA, que ha logrado captar 43,1 millones de euros de ayudas del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) para el desarrollo de la geotermia en la isla a través de los dominios mineros otorgados por el Gobierno de Canarias a ambas entidades y que se encuentra ligados a los sistemas volcánicos-hidrotermales de Tenerife NWRZ, Tenerife NERZ y Tenerife NSRZ.

El acto contó con la presencia de la presidenta del Cabildo, Rosa Dávila, el consejero de Innovación, Investigación y Desarrollo, Juan José Martínez; el director de DISA Renovables, Joaquín Gurriarán, y el director del área de Medioambiente del Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER), Nemesio Pérez. La investigación geotérmica ligada al sistema volcánico-hidrotermal Tenerife NERZ se desarrollará parcialmente en los municipios de Arico, Fasnia y La Orotava. En el caso de Tenerife NWRZ se ejecutará parcialmente en los municipios de Buenavista del Norte, Garachico, Guía de Isora, Icod de los Vinos, Santiago del Teide, Los Silos y El Tanque, mientras que los trabajos de investigación geotérmica en el sistema volcánico-hidrotermal de Tenerife NSRZ se concentrarán en los municipios Adeje, Arona, Granadilla, San Miguel y Vilaflor.

RP Geotermia

La presidenta del Cabildo, Rosa Dávila, señaló que se trata “de una apuesta por el futuro de Tenerife en nuestro objetivo de conseguir un 100% de energías renovables. Quiero destacar la apuesta del Cabildo, a través del ITER y también de los trabajos que ha hecho Involcan, y de DISA en esta iniciativa pública-privada que podría suponer un gran avance para la Isla. Esto nos permitiría aumentar nuestra soberanía energética, al tiempo que reducimos la factura energética. Tenemos la obligación de explorar los recursos que hay en nuestro territorio y eso es lo que vamos a hacer en los próximos meses”.

Por su parte, Joaquín Gurriarán, aseguró sentirse “entusiasmado de avanzar en esta alianza con el Cabildo” e indicó que “DISA lleva apostando por la energía desde hace 90 años y ha ido evolucionando, primero con la apuesta por las fotovoltaicas y eólicas y ahora lo hacemos con la geotermia, que es una energía limpia, asequible y sostenible”. En ese sentido, agradeció el esfuerzo del personal del ITER y DISA por obtener los recursos del IDAE para poder realizar los trabajos e indicó que se incorporará un grupo islandés al proyecto que aportará sus conocimientos y experiencia.

Juan José Martínez indicó que “se trata de una inversión de 43,1 millones de euros, pero podría duplicarse hasta alcanzar los 86 millones de euros en el desarrollo de los proyectos. A lo largo de este año haremos una exploración geotérmica en la superficie y a partir de 2025 está prevista la exploración en profundidad con varios sondeos. Hablamos de un recurso estable y disponible, ya que la energía geotérmica está disponible las 24 horas, los 365 días al año y tiene un rendimiento predecible”. Asimismo, destacó que es una energía que no consume mucho territorio y que su huella ambiental es mucho menor que la de otras fuentes de energía.

Finalmente, Nemesio Pérez recordó que la investigación geotérmica en Canarias se encuentra un paso por delante en comparación con el resto de la investigación geotérmica en el resto del territorio nacional. Ésta se ha desarrollado fundamentalmente a través de proyectos de I+D+i que han sido liderados por el ITER y el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) durante los últimos 13 años.

Sobre los proyectos de geotermia del Cabildo y DISA, Pérez dijo que “esto es como un partido de fútbol que hay que jugar. Si no lo juegas, no sabes si lo ganas o lo pierdes. Estamos hablando de un recurso renovable y económico bajo nuestros pies que aprovecha el calor interno almacenado en la corteza terrestre para producir calor y electricidad de forma sostenible. La energía geotérmica opera continuamente para cumplir con el nivel mínimo de demanda de energía y puede adaptarse para satisfacer niveles variables de demanda de energía”.

La geotermia se define como “la energía almacenada en forma de calor bajo la superficie de la tierra; en el interior de la corteza terrestre”. Los recursos geotérmicos se encuentran a profundidades diversas (desde cientos de metros a varios kilómetros) y pueden utilizarse para generar tanto energía térmica como eléctrica en función de la temperatura de los mismos. La geotermia profunda o de alta temperatura está asociada a anomalías térmicas de la corteza terrestre donde el gradiente geotérmico en lugar de ser el normal (30 °C/km) es mucho más elevado, hasta 200 °C/km. Estas anomalías normalmente están principalmente vinculadas a áreas volcánicamente y tectónicamente activas.

Una vez identificado la posible existencia de un recurso geotérmico en el subsuelo, tras una investigación y exploración detallada de superficie, se procede a la realización de sondeos profundos hasta alcanzar el yacimiento geotérmico. Una vez encontrado el recurso, éste se aprovecha en centrales termoeléctricas en las cuales el vapor extraído se inyecta en una turbina para generar electricidad que se exporta a la red eléctrica aportando estabilidad al sistema eléctrico como carga base verde. Al poder controlar en todo momento la producción del recurso geotérmico y ser centrales con un elevado factor de capacidad (por encima del 90%) la electricidad geotérmica se convierte en una gran aliada renovable del sistema eléctrico, papel que resulta especialmente estratégico en territorios insulares al poder actuar como respaldo renovable para el resto de renovables interrumpibles (fotovoltaica, eólica) y facilitar de esta forma la evolución de las islas hacia un mix energético 100% renovable.

La geotermia se distingue de otras renovables fundamentalmente por la incertidumbre asociada a la identificación del recurso geotérmico en la fase inicial de los proyectos. Sin embargo, una vez se ha encontrado el recurso, verificado que la explotación de este es técnica y económicamente viable y se ponga en marcha una central geotermoeléctrica, el coste de la electricidad generada es uno de los más competitivos de todas las renovables (LCOE entre 0,04 – 0,07 €/kWh) según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA). Estos dos factores diferenciales ponen de manifiesto la importancia de desarrollar mecanismos que faciliten la mitigación de este riesgo inicial existente, tal y como se ha hecho en otros países europeos en los cuales la geotermia se está implementando con éxito.

El potencial geotérmico en España es similar o incluso superior al de países vecinos, pero en la actualidad España presenta un nivel nulo de desarrollo de la geoelectricidad mientras que Alemania, Francia y Portugal cuentan con una capacidad geotérmica instalada para generación eléctrica de 40, 16 y 29 MW respectivamente en 2021, en gran medida instalados en los territorios insulares de estos países. En el documento de visión de la Plataforma Española Tecnológica y de Innovación en Geotermia (Geoplat) publicado en 2010, se estimaba un potencial de generación eléctrica para Canarias en el horizonte 2020 de 255 MW de potencia instalada. El impacto de este desarrollo induciría beneficios energéticos al contribuir a descarbonizar el mix y a reducir los elevados costes energéticos extrapeninsulares. Además de inducir importantes beneficios medioambientales al sustituir a centrales eléctricas fósiles y, lo más relevante, induciría beneficios socioeconómicos en los territorios al efectuarse inversiones que implicarían la generación y el mantenimiento de empleos.

 

También le puede interesar :

Radio Antena de Canarias