Interceptado un velero cargado con unos 800 kilos de cocaína en aguas internacionales cercanas a las islas Azores

La Operación ha sido desarrollada conjuntamente entre la Policía Nacional, la Agencia Tributaria y la Guardia Civil, y ha permitido intervenir unos 800 kilogramos de cocaína alojados en la propia estructura del buque, y la detención de sus tres tripulantes

La Policía Nacional y las autoridades británicas han interceptado un velero que transportaba casi mil kilos de cocaína a bordo. El navío, que había sido adquirido en Mallorca, fue abordado por las autoridades británicas frente a las costas de Gales (Reino Unido). Seis personas que, presuntamente, formaban parte de una organización británica dedicada al tráfico de drogas fueron detenidas. La embarcación se había desplazado meses antes hasta el puerto de Ayamonte (Huelva), donde la Policía Nacional identificó a varios miembros de la organización; desde allí pusieron rumbo a Tenerife, donde los agentes observaron que habían borrado la matrícula del casco de la embarcación.

La investigación se inició en diciembre de 2018 cuando la Policía Nacional recibió información, por parte de la N.C.A. británica (Agencia Nacional contra el Crimen), relativa a una organización criminal de Reino Unido dedicada al tráfico de drogas. En dicha comunicación, las autoridades británicas advertían de que dos de sus

La Policía Nacional, la Agencia Tributaria y la Guardia Civil en una operación conjunta, y en colaboración con las autoridades británicas, serbias y portuguesas, ha interceptado un importante cargamento de cocaína que estaba siendo transportado a nuestro país a bordo de un velero norteamericano de nombre “SEASCAPE”. Fruto de esta actuación, se ha efectuado la incautación de unos 800 kilogramos de cocaína alojada en la propia estructura del buque, así como a la detención de los tres tripulantes de la embarcación de nacionalidades serbia, rusa y mejicana.

Operación conjunta

La operación Baluma se ha desarrollado en el marco de la cooperación policial internacional existente, bajo la coordinación efectuada por el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y Crimen Organizado (CITCO) y MAOC-N (Centro de Análisis y Operaciones Marítimas en materia de Narcotráfico). Gracias a ello se ha podido localizar una embarcación que inicialmente era desconocida y se ha procedido a su abordaje, pudiendo comprobar que alojaba en su estructura más de 800 kilogramos de sustancia estupefaciente, concretamente, de cocaína.

La investigación comenzó a principios del pasado mes de agosto cuando se constataron las primeras informaciones acerca de una embarcación sospechosa, las cuales indicaban que se trataba de una operativa de tráfico de drogas a gran escala por medio marítimo. El narcotráfico se realizaba a través de una embarcación recreativa para transportar una importante cantidad de sustancia estupefaciente desde Sudamérica hacia Europa, país en el que el precio de la cocaína en el mercado clandestino puede llegar a triplicarse, generando pingües beneficios para los promotores de este negocio.

Interceptado cerca de las islas Azores

Según las informaciones recibidas y en base a los movimientos detectados de la embarcación, todo parecía indicar que la misma se dirigiría hacia el territorio español, existiendo asimismo la posibilidad de que la embarcación pudiera efectuar un trasvase de la mercancía ilícita previamente, razón por la que fue necesario actuar con premura de cara a evitar dicha circunstancia.

De este modo, dada la inminente realización de una posible operación marítima de narcotráfico, las Autoridades españolas, a través del Servicio de Vigilancia Aduanera, movilizó medios navales próximos a la zona (Buque de Operaciones Especiales “Petrel I”), donde se ubicaba la embarcación sospechosa. El pasado día 24 de agosto, a unas 200 millas al suroeste de las Islas Azores, se observaron sustancias estupefacientes en su cubierta, presumiblemente cocaína.

Durante la maniobra de aproximación, no se apreció matrícula así como tampoco bandera alguna enarbolada, ni otros signos que pudieran claramente mostrar la nacionalidad de la nave. No en vano, una vez acometida la maniobra de abordaje, pudo determinarse que el mismo disponía de un certificado de registro de los Estados Unidos de América. Se procedió entonces a ejercer las facultades que otorga el derecho internacional para verificar la nacionalidad real del buque y, en consecuencia, actuar según lo previsto en el art 17.3 de la Convención de Viena de 1988 contra el tráfico ilícito de estupefacientes.

Una vez obtenida la conformidad del país de bandera de la embarcación, y dado que el velero llevaba consigo una importante cantidad de sustancia estupefaciente, se procedió a la detención de los tres tripulantes del buque, comprobando que el patrón de la misma tenía nacionalidad serbia, y el resto de la tripulación nacionalidad rusa y mejicana.

Con posterioridad, se ha realizado el remolque de dicha embarcación, que tenía una avería en el motor, hasta el Arsenal Militar del Puerto de Las Palmas de Gran Canaria, lugar donde se efectúa el correspondiente registro del velero, hallándose finalmente unos 800 kilos de cocaína. Se ha realizado la prueba de reactivo colorimétrico NARCO-TEST a uno de los paquetes descubiertos en la embarcación, dando como resultado positivo por cocaína.

tenían previsto desplazarse a Mallorca para adquirir una embarcación con la que, presuntamente, iban a realizar el transporte de cocaína desde Sudamérica hasta España.

En Mallorca, los agentes consiguieron vincular a los miembros de la organización británica con un velero de nombre “Atrevido”. Esta embarcación se desplazó, meses después, hasta el Puerto de Ayamonte (Huelva) donde los investigadores identificaron a otros tres miembros de la organización, quienes se habían desplazado en caravana desde Reino Unido.

Habían borrado la matrícula del velero para dificultar su localización

Posteriormente, el velero se desplazó a Tenerife, donde los agentes comprobaron que los investigados habían borrado la matrícula del casco de la embarcación. Días después partió a Surinam y, desde este país de Sudamérica, emprendió rumbo a las costas de Gales. Allí fue abordado por las autoridades británicas que localizaron 950 kilos de cocaína a bordo y detuvieron a sus dos tripulantes y a otros cuatro pasajeros, todos ellos miembros de la organización, algunos de ellos identificados por la Policía Nacional en Ayamonte (Huelva).

Please follow and like us:
error

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies